El Día de Muertos es una de las tradiciones más importantes de nuestra cultura. Este día recordamos a los que se fueron, pero que aún viven en nuestros corazones. Se colocan altares en su honor, decorados con su fotografía, su comida favorita, agua, sal, caminos de flor de cempasúchil, incienso, entre otros elementos característicos de la festividad.

Edgar Pérez, Chef de Turín Alta Repostería, una de las marcas icónicas de Mars,nos comparte queesta celebración no solo la disfrutan nuestros queridos difuntos, sino también nosotros, los vivos. Es la fecha tradicional culinaria por excelencia en la que un pan dulce se vuelve el centro de atención de la gastronomía mexicana: el pan de muerto.

El Chef señala que no se tiene claro un origen del pan de muerto, pero es un reflejo del choque gastronómico que nos heredaron, por un lado, los pueblos originarios que festejaban a la muerte, y por otro, los españoles, quienes trajeron el consumo de pan de trigo y otros elementos de la cocina medieval europea de la época.

El diseño del pan es único por los sus simbolismos. Su forma circular representa el ciclo de la vida y la muerte, el círculo más pequeño que se encuentra al centro superior simboliza un cráneo, mientras que las canillas que lo cubren representan los huesos del cuerpo humano.

Se puede preparar de distintas maneras, los hay con y sin azúcar, cubiertos de chocolate, de ajonjolí o rellenos con distintas mezclas dulces, también varían su elaboración de región en región, por ejemplo, en ciertas áreas de Oaxaca se prepara con pan de yema decorado como alfeñique, mientras que en la Ciudad de México se usa pan de vainilla, o en Puebla, para el decorado, usan semillas de ajonjolí en vez de azúcar.

Es momento de que te conviertas en un maestro panadero y prepares en casa un delicioso pan de muerto para que lo disfrutes durante esta temporada y compartas mejores momentos y más sonrisas con tu familia. Además de que es una buena opción para colocar en tu ofrenda este Día de Muertos.

PAN DE MUERTO TURIN

Ingredientes

Para preparar la masa necesitamos:

· 500 gramos de harina de trigo

· 75 gramos de azúcar refinada

· 5 gramos de sal

· Ralladura de 1 naranja

· 3 piezas de huevo

· 200 ml de agua

· 10 ml de leche

· 17 gramos de levadura seca

· 100 gramos de mantequilla

· 100 gramos chocolate (te recomendamos cualquier variedad de las tablillas de Turín para repostería).

Para la decoración y topping necesitamos:

· 200 gramos de mantequilla

· 200 gramos de azúcar refinada

· Trocitos de chocolate

Preparación de la masa:

1. Mezclar hasta incorporar la harina, sal, ralladura de naranja, agua, el huevo y la leche.

2. Agregar la levadura.

3. Poco a poco integrar el azúcar.

4. Incorporar la mantequilla suavizada y trabajar hasta tener una masa elástica.

5. Agregar trocitos de Chocolate.

6. Fermentar 45 min en refrigeración.

Preparación del Pan de muerto:

7. Formar piezas redondas de 100 gramos aprox. y 20 gramos para las canillas (huesitos).

8. Fermentar 45 min a temperatura ambiente.

9. Hornear a 180°C por 15 a 20 minutos aprox.

10. Al salir barnizar con mantequilla y espolvorear azúcar.

11. Decorar al gusto con tus chocolates favoritos. 

*Sugerencia del chef: En el paso 11, si eres fan del chocolate con leche puedes usar M&M’s, trocitos de Snickers, de MilkyWay o un Conejo Turín al centro. También puedes derretir el chocolate de tu preferencia y rellenarlo al gusto.

Si quieres aprender más de la Alta Repostería, cada miércoles los chefs de Turín te enseñan como lograrlo a través de su Facebook: @TurinAltaReposteria. Comparte tu creación en redes sociales usando los hashtags #MejoresMomentosMásSonrisas #PandeMuertoTurin