Los alimentos registrados con una etiqueta de Indicación Geográfica (IG) alcanzan un valor comercial anual de más de 50,000 millones de dólares a nivel mundial. Estos productos poseen características, cualidades o una reputación específicas derivadas de su origen geográfico.

Consulte la información completa en nuestro número de agosto

 

A %d blogueros les gusta esto: