Grupo Ferrero ha alcanzado su objetivo de obtener cacao de manera 100 % sostenible. La compañía, que ha compartido los últimos avances sobre sus compromisos, sigue aunando esfuerzos para garantizar la total visibilidad y trazabilidad a lo largo de toda la cadena de suministro de uno de sus principales ingredientes.

En 2011 Ferrero se fijó el objetivo de conseguir abastecerse única y exclusivamente de granos de cacao sostenibles, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida de los agricultores de cacao a la vez que promover prácticas sostenibles. Hoy en día la multinacional italiana ya ha alcanzado este objetivo, y adquiere únicamente cacao sostenible con la garantía de organismos de certificación como Rainforest Alliance (UTZ), Fairtrade o Cocoa Horizons. De esta manera, la compañía se beneficia de las ventajas que le ofrece cada uno de estos organismos, y potencia su estrategia global de sostenibilidad del cacao.

Ferrero tiene la capacidad de alcanzar una alta trazabilidad en toda su cadena de suministro, desde las explotaciones agrícolas hasta los consumidores. Esto se debe a que la gran mayoría del cacao que utiliza lo adquiere en forma de grano crudo, con una trazabilidad garantizada, que después procesa en sus propias plantas de producción. De este modo, Ferrero sabe de qué explotaciones agrícolas procede el cacao, lo que ayuda a identificar posibles problemas y a promover cambios positivos en las explotaciones.

En la temporada de cosecha 2019-2021, Ferrero ha conseguido una trazabilidad del 95 % de sus granos de cacao hasta las explotaciones agrícolas productoras y está haciendo grandes progresos en lo que respecta a la trazabilidad del chocolate adquirido a terceros. Asimismo, la compañía, en el marco de su compromiso para prevenir la deforestación, también ha avanzado en la localización de los agricultores ligados a su cadena de suministro, y ha hecho grandes progresos implementando un sistema de monitorización y erradicación del trabajo infantil.

Otro objetivo de Ferrero es empoderar a las mujeres y reducir la desigualdad de género. Por ejemplo, en las comunidades productoras de cacao, Ferrero ha ayudado hasta ahora a alrededor de 14,000 personas (principalmente mujeres) a acceder a pequeños préstamos para actividades de emprendimiento empresarial. Estas iniciativas forman parte de su compromiso de conseguir, a través de su estrategia de sostenibilidad, mejorar las condiciones de vida de los agricultores, proteger los derechos de la infancia y preservar el medio ambiente.

Ferrero y Save the Children amplían su alianza

Por otro lado, Ferrero quiere ir un paso más allá en la aplicación de su Programa de Valores Agrícolas para el Cacao, en lo que respecta a la protección de los derechos de la infancia. En este sentido, la compañía ha anunciado la renovación y ampliación de su alianza estratégica con Save the Children para seguir desarrollando el programa de tres años de duración puesto en marcha en 2017 en veinte comunidades de Costa de Marfil.

Se prevé que, con un presupuesto de ocho millones de euros, el nuevo proyecto cofinanciado tenga una duración de cinco años y que beneficie directamente a 37,000 niños y adultos, y llegue a un total de 90,000 personas mediante actividades de concienciación y divulgación. El proyecto constituye un importante compromiso, especialmente este año (2021), que ha sido declarado Año Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, por las Naciones Unidas. Gracias a esta renovada alianza, se ampliará la realización de actividades a 65 comunidades de la región de Haut-Sassandra (Costa de Marfil), de la que procede una gran cantidad del cacao que utiliza Ferrero.